El tiempo – Tutiempo.net

Recomendaciones del Senasa sobre bioseguridad en granjas

|

|


El Senasa recuerda la importancia de la notificación temprana de las enfermedades. Argentina está libre de los principales flagelos que aquejan a la producción porcina en el mundo pero hay que mantener “la guardia alta”.


Las tareas de prevención para garantizar la sanidad en la producción porcina son de vital importancia para la conservación del estatus zoosanitario en Argentina. Por eso, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) recuerda la importancia de reforzar las medidas de bioseguridad en granjas porcinas, a fin de prevenir la aparición de enfermedades en el territorio nacional.

En la actualidad, Argentina se encuentra libre de enfermedades de alto impacto epidemiológico como Peste Porcina Clásica (PPC), Peste Porcina Africana (PPA) y Síndrome Respiratorio Reproductivo Porcino (PPRS), que son de notificación obligatoria para la Organización Mundial de Sanidad Animal (OMSA).

Estas enfermedades, al igual que aquellas presentes en nuestro país –como brucelosis porcina y enfermedad de aujeszky (EA)- se encuentran bajo programas de prevención y control. En el caso de estos últimos, están basados en un sistema de certificación de establecimientos llevados a cabo por veterinarios acreditados, laboratorios de red y el Senasa como fiscalizador del sistema.

No obstante, tanto las enfermedades ausentes como las prevalentes bajo programa, suelen presentarse con signos comunes como alta mortalidad en los cerdos, signos clínicos respiratorios, disminución en la producción o de los índices reproductivos, significando grandes pérdidas productivas y económicas.

En este sentido, el Senasa recuerda al sector la importancia de aplicar las normas, procedimientos y medidas de bioseguridad para preservar la sanidad de los animales dentro de una granja, independientemente de su tamaño y nivel de tecnificación.

Las enfermedades porcinas pueden ser introducidas en una granja y transmitidas de forma directa, por ejemplo, a través de animales de reposición. Otra vía de ingreso es la transmisión, de manera indirecta, a causa del viento, vehículos, personas, equipos, agua, alimentos y/o del contacto con animales ajenos al establecimiento.

La implementación de una buena estrategia de manejo y bioseguridad permite reducir el riesgo de introducción de enfermedades, que trae como resultado una producción sostenida y rentable que cumple con los requisitos sanitarios nacionales e internacionales para la comercialización de mercancías porcinas.

Por eso, el Senasa recomienda:

•Ingresar cerdos a la granja provenientes de establecimientos con igual o superior nivel sanitario. Respetar el período de cuarentena y aislamiento, así como las determinaciones diagnósticas que aseguren la introducción de animales libres de enfermedades.

•No intercambiar animales ni genética porcina de origen desconocido.

•No ingresar al país animales, genética, ni productos porcinos sin la autorización del Senasa.

•Evitar el ingreso y el contacto con sus cerdos de personas ajenas a la granja.

•Mantener actualizado un libro de registros de ingresos de visitas y vehículos.

•Mantener los cercos perimetrales y accesos siempre cerrados para evitar el contacto con otros cerdos, animales domésticos o silvestres.

•Los trabajadores de la granja deben tener ropa de uso exclusivo en la misma y brindarles una capacitación concientización permanente de los riesgos sanitarios.

•Limpiar y desinfectar los camiones. Los camiones y otros vehículos, así como sus conductores, son factores de alto riesgo, por estar en contacto con otros establecimientos o frigoríficos. El lugar de carga y descarga debe estar alejado del área donde aloja a los animales.

•No intercambiar equipos, maquinarias y elementos con otros establecimientos.

•Verificar la calidad y seguridad del alimento y del agua que provee a los animales.

•Implementar un plan para el control de plagas e insectos. Asimismo, instalar mosquiteros y mallas antipájaros.

•Contar con sistemas apropiados de eliminación y tratamiento del estiércol y cadáveres. Implementar sistemas como composta, fosas o incineradores, siempre cercados y alejados de los galpones.

El Senasa y las entidades que representan toda la cadena productiva porcina trabajan articuladamente para fortalecer la bioseguridad y destacar la importancia de la notificación temprana como herramientas principales para defender el patrimonio sanitario porcino.

Ante eventos sanitarios inusuales con mortalidad, abortos, diarreas con alta morbilidad/mortandad, es fundamental notificar inmediatamente al Senasa a través de los siguientes canales oficiales:

Concurriendo a la oficina más cercana; enviando un Whatsapp al 11 5700 5704; a través de la App para dispositivos móviles “Notificaciones Senasa”, disponible en Play Store; escribiendo un correo electrónico a: notificaciones@senasa.gob.ar o a través del apartado Avisá al Senasa de la página web del Organismo.

También te puede interesar

girasolPrecios

Actualizado a: 21/02/2024

Precios capones y chanchas
Cantidad total: 40.890 cab.
Categoría
Capón sin tipificación
Capón con tipificación
Chanchas
Variación semana anterior Baja Alza Baja
Precio promedio ponderado ($/Kg) $ 1016,13 $ 1117,27 $ 710,47
Plazo de pago promedio 16 27 15
Peso promedio ponderado 113 117 212
Porcentaje de Magro 57% 60% 57%
Cantidad 34.202 6.688 457
Índice PorMag: $1100,00 Baja
Precio del Maíz $135.000
Fuente: Federación de Productores Porcinos | Los precios no incluyen IVA
Principal » Novedades » Recomendaciones del Senasa sobre bioseguridad en granjas