El tiempo – Tutiempo.net

Entre Ríos quiere ser parte del acuerdo argenchino

|

|


El gobierno busca que, al menos, dos se asienten en Entre Ríos. De todos modos subsisten muchas dudas sobre el impacto ambiental y la suerte de pequeños productores.


Los equipos técnicos del Ministerio de Producción de Entre Ríos estudian la situación, mientras que el ministro Juan José Bahillo empieza a profundizar el diálogo intersectorial. Cada una de estas granjas albergaría a 12 mil animales, una dimensión sin precedentes a nivel nacional. Férrea oposición de productores agroecológicos y ambientalistas. «Profundiza aún más el modelo sojero actual», reclaman. El ingreso de divisas, el motor del mega proyecto.
 
La Argentina quebrada necesita urgentemente divisas para atender sus compromisos, para no seguir profundizando sus índices de desigualdad, para no seguir generando pobres. Esta es una afirmación que se podría hacer -con mayor o menor énfasis- en cualquier momento de los últimos 40 años. Siempre sería verdadera.
 
El país vive en emergencia hace mucho tiempo, y muchas de las decisiones que los gobiernos de turno toman apuntan a hacerse de dólares para hacerle frente a tal situación. Por poner un ejemplo que todos conocemos. Hace 20 años que la soja ocupa ese lugar: los dólares ingresan al país, los gobiernos pueden atender las urgencias de siempre (vía impuestos) y la economía marcha. Las consecuencias negativas las sufre la tierra y, consecuentemente, todos nosotros (vía inundaciones, vía enfermedades).
 
Hoy, el gobierno nacional tiene muy avanzado un acuerdo con la República Popular China que implicaría un cambio de paradigma en la producción porcina. El proyecto habla de 22 mega granjas -cada una con su frigorífico- distribuidas en diferentes zonas del país. Entre Ríos quiere que, al menos, dos de ellas se asienten en la provincia.
 
Si bien todo está muy verde aun, la información que circula dice que serían capitales extranjeros y nacionales para criar y exportar a China. Y se habla de la región centro -Buenos Aires, Entre Ríos, Córdoba, santa Fe- como destino, por las condiciones naturales (la producción demanda millones de litros de agua, y los cerdos se alimenta a base de soja y maíz transgénico) y por el consolidado entramado productivo de la región.
 
También se habla de una inversión cercana a los 3.800 millones de dólares y la creación de 10 mil puestos de trabajo en forma directa. La producción llegaría a las 880 mil toneladas de carne porcina con destino de exportación (a China) por unos 2.500 millones de dólares anuales.
 
El contexto
“Entre Ríos produce 30 mil cerdos anualmente, y sólo uno de los productores chinos que está en todo esto produce 300 mil animales”. El ejemplo es del ministro de Producción, Turismo y Desarrollo Económico, Juan José Bahillo, e ilustra la dimensión del mega proyecto.
 
La mirada de los chinos hacia la Argentina se profundizó con la aparición, en 2017, de la Peste Porcina Africana -una enfermedad hemorrágica altamente contagiosa y con alta letalidad-, que diezmó la producción china. Con el consiguiente impacto en sus mercados, interno y externo, ya que la carne porcina (55 millones de toneladas por año) es la más requerida en ese país. El más poblado del mundo.
 
Si bien la enfermedad es inocua para las personas -al menos, por ahora-, pueden pasar de cinco a siete años para que deje de propagarse y las granjas recuperarse. Situación que obligó a las autoridades asiáticas a buscar nuevos rumbos. En este plan, la Argentina presenta terreno fértil. Por sus características geográficas-productivas y por la necesidad de divisas.
 
El megaproyecto -se dice- está muy avanzado en términos diplomáticos y políticos. Y el memorándum entre ambos países sería el primer paso para casi duplicar la producción porcina argentina en cuatro años. Ya que actualmente el país cuenta con unas 400 mil madres y una producción que ronda las 800 toneladas anuales. Y el proyecto habla de producir, además, 880 mil toneladas para exportar y de sumar 300 mil madres: 60 mil el primer año y 80 mil los tres posteriores.
 
Dos mega granjas para Entre Ríos
Luego de conocerse la firme decisión del presidente Alberto Fernández de avanzar con el proyecto, el primer entrerriano en referirse al tema fue el ministro Bahillo. El exintendete de Gualeguaychú dialogó con ElDía sobre las aspiraciones del gobierno de Gustavo Bordet al respecto y de las particularidades que el proyecto podría tener en la provincia.
 
“Entendemos que Entre Ríos puede ser receptora de alguna de las inversiones en granjas porcinas que se instalen en Argentina. El número que se maneja es el de 22, de las cuales nosotros queremos recibir, mínimamente, dos de ellas”, expresó el ministro.
 
“Nos hemos reunido con el secretario de relaciones Económicas Internacionales Jorge Neme, con el ministro de Agricultura Luis Basterra, y entendemos que nuestra provincia, por el entramado empresario que tiene, por la cultura de producción integrada, es apta. Se despierta, además, una importante oportunidad comercial para el sector industrial. Para la industria metalmecánica de la provincia, que proveería equipamiento y tecnología”, expresó el funcionario.
 
El exdiputado también se refirió a las críticas que despertó la iniciativa. Respecto a la utilización del agua (1, 5 millones de litros diarios por granja, aproximadamente), aseguró que “no es un problema para Entre Ríos, sí para las provincias semiáridas; nosotros con el cultivo de arroz consumimos muchísimo más agua que estas granjas de cerdos”.
 
“Estas granjas ya vienen con un concepto de economía circular. Se reutilizan todos los efluentes, líquidos y secos, que se puedan desarrollar en la producción. Ya vienen con plantas que hacen este tratamiento y transforman el desecho en biogas, para generar energía. No hay volcado de efluentes”, resaltó Bahiilo. Al tiempo que se refirió al “muy buen estatus sanitario del país”.
 
“Todas las normas ambientales y sanitarias de la legislación existente, que ya se aplican en el sector avícola o en las mismas granjas del sector porcino que ya están instaladas, se van a extremar”, aseguró. “Se importaría muy poco”, adelantó, además, respecto a las madres. Ya que la cantidad disponible en el país no alcanza para abastecer semejante demanda. Esos animales llegarían de destinos como Canadá o Brasil y deberían, lógicamente, tener estrictos controles sanitarios de parte del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa).
 
Por otro lado, el ministro trabaja en “ver cómo integramos a los productores locales”. En este sentido y “en principio, la Capper (cámara sectorial) está de acuerdo, pero tiene sus dudas, preservan los intereses de sus asociados. Nosotros debemos cuidar el mercado interno, esta producción debe destinarse a la exportación porque si no destruiría a los productores nuestros”, indicó. Y, seguidamente, dijo que “debe haber una política muy fuerte, una intervención del Estado fuerte”, al tiempo que apuntó a la zona centro-norte de Entre Ríos como posible destino de las inversiones.

También te puede interesar

girasolPrecios

Actualizado a: 12/04/2024

Precios capones y chanchas
Cantidad total: 67.420 cab.
Categoría
Capón sin tipificación
Capón con tipificación
Chanchas
Variación semana anterior Baja Alza Alza
Precio promedio ponderado ($/Kg) $ 950,64 $ 1028,22 $ 670,13
Plazo de pago promedio 16 19 18
Peso promedio ponderado 117 123 208
Porcentaje de Magro 57% 57% 57%
Cantidad 57.757 13.663 968
Índice PorMag: $1100,00 Baja
Precio del Maíz $149.000
Fuente: Federación de Productores Porcinos | Los precios no incluyen IVA
Principal » Novedades » Entre Ríos quiere ser parte del acuerdo argenchino