"La cría marginal y la factura casera es el origen de la triquinosis"

|

|


Así lo señala Adolfo Franke, presidente de la Asociación Argentina de Productores Porcinos: “Provienen de animales criados en condiciones que están lejos de las reglas de la producción”


Adolfo Franke, presidente de la Asociación Argentina de Productores Porcinos (AAPP), aseguró que cuando se consumen alimentos procedentes de un criadero, elaborados con los controles y la aprobación del SENASA, el riesgo es cero.

La triquinosis es una enfermedad producida por un parásito que puede estar alojado en los músculos de roedores y otros animales salvajes como el jabalí. Y el cerdo se contagia si come carne con el parásito. Las personas pueden adquirir la enfermedad por el consumo de carne de animales o derivados cárnicos, crudos o mal cocidos, infectados con larvas del parásito, que se llama Trichinella spp. La cocción de la carne elimina el parásito.

“Un producto producido por la cadena comercial porcina es libre de triquinosis. Es altamente improbable que un producto de un criadero comercial tenga triquinosis, y si lo tuviera, se detecta en la planta de faena autorizada, pues es obligatorio realizar el examen de triquinoescopia a cada carcasa", dice Adolfo Franke, presidente de la Asociación Argentina de Productores Porcinos (AAPP).

"La triquinosis es un problema vinculado con la tenencia de cerdos en condiciones marginales alimentados en basural, no está relacionado con la producción porcina” afirma.

 

Adolfo Franke, Presidente de la Asociación Argentina de Productores Porcinos.
Asimismo, señala que “es un tema vinculado con la problemática social, y nosotros lo vemos con mucha preocupación, porque provienen de animales criados en condiciones que están lejos de las reglas de la producción y fuera de los criaderos”.

El problema se origina en los animales criados con basura, mal alimentados, que comen roedores, fuera de las condiciones de criadero y además, sin control municipal correspondiente. La autoridad conoce la existencia de estos animales, y no aplica los controles que el caso impone.

A esta condición se le agrega la elaboración casera de embutidos que pueden ser portadores de la triquina, sin el control del SENASA ni de la autoridad municipal. Entonces, el problema se vincula con los salames que se venden si los controles necesarios, por ejemplo a los costados de las rutas.

Hasta el 2005 en Argentina el 90% de la producción porcina se consumía como salazones y embutidos, y solo el 10%, menos de 1 kg-por habitante-año, se consumía como carne fresca y fue necesario superar el mito de que la carne de cerdo no era sana. "Lo superamos con mucho esfuerzo, y ahora con el incremento de la pobreza es necesario reforzar los controles correspondientes, para evitar se tire por la borda todo ese trabajo”, contextualizó el presidente.

En resumen, no existe un riesgo en la producción, sí un riesgo de mercado ya que un producto con triquinosis no puede provenir de la cadena porcina, pero si en lugares sin control, pueden venderse chacinados con el problema, alguien los puede adquirir y consumir cayendo en el error. Es claro que se trata de mercadería que esta fuera del sistema, sostiene Franke.
"Nunca se encontrará triquinosis en un frigorífico, y en el hipotético caso que apareciera el producto sería por el personal del SENASA que analiza cada animal en la faena, lo descarta y envía una Auditoria al criadero", remarcó.

Así, el presidente de la asociación  recomendó fuertemente consumir carne de cerdo y sus productos derivados que hayan sido faenados y/o elaborados por establecimientos autorizados para tal fin por la Autoridad Sanitaria competente.

Por otra parte, “un criadero no podría producir de manera sostenible con la presencia de esta enfermedad como de otras, porque haría no rentable la actividad. Para lograr eficiencia es necesario un buen equipo de trabajo, instalaciones adecuadas, y buena sanidad que permita expresar el potencial de producción. Es decir, un criadero necesariamente practica un manejo ordenado y libre de enfermedades de riesgo, dice Franke para finalizar”.

Por Juan B. Raggio

También te puede interesar

girasolPrecios

girasolÍndices de capones

Principal » Novedades » "La cría marginal y la factura casera es el origen de la triquinosis"