El tiempo – Tutiempo.net

El sector debe reconocerse a sí mismo para plantearse crecer

|

|


Tomar decisiones a partir de nuevas políticas hacia el sector requiere tener en claro la situación y los desafíos que presenta cada explotación porcina. Gran aporte del Inta.


Interesante trabajo de Carlos Ghida Daza sobre la realidad que rodea las explotaciones de producción porcina. La escala y el manejo son determinantes a la hora de analizar las rentabilidades en cada caso, con perjuicios notables en las pequeñas granjas, agudizadas por algunas políticas hacia el sector acentuaron las pérdidas.

Por ejemplo, la diferencia de rentabilidad entre un manejo tradicional, artesanal y otro de tipo mejorado arrojan una diferencia de 139% entre uno y otro, con niveles de quebranto para las pequeñas explotaciones que se gestionan con estrategias caseras. La base reside en la diferencia  de  productividad entre  manejos, y surge de las diferencias en los márgenes a pesar de los mayores costos del manejo mejorado en los rubros, tanto de costo operativo como de estructura.    

En  el  trabajo también se analizan los resultados actuales de actividades agrícolas considerando un productor propietario y la sinergia que ocurre entre estos dos manejos. A partir del cambio de política sectorial desde 2016 luego de una importante devaluación y eliminación de retenciones en maíz se muestra la importante suba del precio del grano en moneda constante y la baja desde 2014 del precio porcino que no se ajustó por los cambios en la divisa.  Recién en el último período presenta una mejora relativa del precio.  Esto se muestra con mejor detalle en el que se ilustra la evolución de  la relación porcino /maíz, es decir cuántos kg de maíz se requieren para comprar un kg de capón.

Relación porcino/maíz
En el gráfico de la relación insumo /producto se observa el importante efecto desfavorable para el porcino entre 2015 y 2016 que responde al efecto conjunto de devaluación y eliminación de retenciones a fin de 2015 que hizo empeorar la relación porcino /maíz un 50% en perjuicio de la ganadería porcina en ese período.  

Se observa la importante diferencia de resultados económicos según manejo, de este modo con tecnología tradicional en solo tres de los ocho ciclos el resultado es de margen positivo mientras que con alta productividad en solo un año se presentan quebrantos.  Se muestra también la fuerte baja de margen en ambos manejos entre los años 2015 y 2016. 

En 2018 nuevamente se producen importantes caídas de resultado por el efecto de las devaluaciones de dicho año que, junto a los bajos rindes de maíz produjeron subas de significación en el precio del grano.  También se muestra a final del período, en agosto 2019, una  mejora de resultados en ambos sistemas ante la suba del precio del capón por la mejora de su precio internacional debido al déficit de oferta por la fiebre porcina en el continente asiático.

Se observa la importante mejora de resultados entre 2015 y 2016, especialmente en maíz ya que en soja, aunque disminuyeron no se eliminaron las retenciones.  Se muestra también la suba de resultados en 2018 ante los efectos de la devaluación de ese año.

Las empresas tienen un comportamiento homogéneo en el período mostrando dos importantes subas en 2016 (por eliminación de retenciones en maíz y baja en soja, sumado esto a la devaluación de fin de 2015).  De igual modo las devaluaciones de 2018 hicieron subir los valores de granos y mejoraron los resultados en las empresas con importante participación agrícola. 

Se observa que el sistema agrícola tiene en general resultados intermedios entre la empresa agrícola porcina de baja productividad, que se mantiene por debajo y la agrícola porcina de alta productividad que, en general, tiene los mayores resultados.  En el cuadro 8 se resumen los indicadores de las series.

El sistema agrícola porcino mejorado tiene el mayor resultado promedio, mientras que el esquema agrícola es un 8% menor y el agrícola porcino tradicional un 24% menor.  A su vez, el más bajo riesgo lo presenta el agrícola porcino mejorado y la mayor variabilidad el sistema agrícola porcino tradicional.

La situación del productor que toma en arriendo parte de la superficie trabajada se considera en el gráfico 8 en el que la empresa paga 18 q de soja/ha como alquiler (valor usual en suelos agrícolas del sudeste de Córdoba) y utiliza, para igual superficie total (155 ha) 93 ha alquiladas (según datos censales) o sea un 60% de la superficie.

En este caso hay una importante baja del resultado económico en los sistemas, que se acentúa en 2015 donde el modelo agrícola porcino con manejo tradicional obtiene índice negativo y también un bajo valor se logra en la empresa agrícola mientras que la agrícola porcina mejorada logra mantener un indicador positivo.
.
 

También te puede interesar

girasolPrecios

Actualizado a: 14/06/2024

Precios capones y chanchas
Cantidad total: 84.769 cab.
Categoría
Capón sin tipificación
Capón con tipificación
Chanchas
Variación semana anterior Alza Baja Baja
Precio promedio ponderado ($/Kg) $ 918,25 $ 978,63 $ 637,97
Plazo de pago promedio 17 19 20
Peso promedio ponderado 121 124 210
Porcentaje de Magro 56% 56% 56%
Cantidad 66.291 18.478 982
Índice PorMag: $1100,00 Baja
Precio del Maíz $166.800
Fuente: Federación de Productores Porcinos | Los precios no incluyen IVA
Principal » Novedades » El sector debe reconocerse a sí mismo para plantearse crecer